Leyenda del origen del maíz

por | 8 Mar, 18 | Leyendas | 0 Comentarios

Esta leyenda es muy conocida en San marcos el cual tiene como patrimonio cultural al maíz, ya que para los habitantes las leyendas y...
Se dice que en Tacaná las cosechas de maíz se echaban a perder, por lo que unos ancianos encontraron una mazorca hermosa que había salido del cerro «Witz Teninquin» (mazorca de maíz), cercano a la gran Sierra Madre. Por intuición los ancianos sembraron la mazorca, tiempo después creció el maíz bueno y fuerte.
Hay quienes aún cuentan que debido a que esa mazorca fue sacada directamente del corazón de la tierra cuando truena en dicho cerro es un aviso que va a llover. Se dice que toda la vida de San Marcos salió del volcán Tajumulco o como lo dicen en idioma mam “Chman”, se rumora que en los tiempos de antes del volcán salían muchos zompopos, a lo que nadie hacía caso pero un día un anciano vio como un pájaro carpintero misteriosamente entraba al cerro y cuando nadie lo miraba sacaba maíz y frijol.

Varios de los habitantes junto al anciano decidieron seguir al pájaro y al llegar al volcán rompieron una enorme piedra y se toparon con muchas cosas como maíz, frijol, agua, fuego, semillas de pepino, animales, madera, jarros, etc. Se dice que esas cosas el volcán las recogía para protegerlas en el tiempo del mundo “Qawuj”, especialmente las mazorcas del grano sagrado.

Los ancianos le pusieron al volcán de Tajumulco de nombre Chman  que en mam quiere decir “corazón de trece cosas”. Se cuenta que el maíz se difundió para toda Guatemala y el mundo.

En otra versión de la leyenda del origen del maíz se narran datos interesantes y diferentes a la versión anterior, pues en el tiempo de los Aztecas se cuenta que éstos se alimentaban con raíces y animales de caza, si existía el maíz en ese entonces pero no estaba a su disposición ya que se encontraba escondido detrás de las altas montañas que rodeaban su ciudad.

Otros dioses y habían intentado separar las montañas para que los Aztecas tuvieran acceso a tan preciado alimento, sin embargo nunca lo lograron hasta la llegada del dios “Quetzalcóatl” quien prometió ayudar al pueblo a conseguir el maíz, al ver que los otros dioses ya lo habían utilizando la fuerza éste decidió hacerlo con inteligencia.

https://www.deguate.com/artman/uploads/52/d_22.jpg

Quetzalcóat se encaminó hacia las montañas transformándose en una pequeña hormiga negra en compañía de una hormiga roja. Durante el camino se les presentaban muchas dificultades, pero las necesidades de los Aztecas lo animaron a seguir adelante.

Al llegar a la parte superior en donde se encontraba el maíz tomó un grano entre sus dientes y se encaminó de regreso. Cuando éste llegó con su pueblo les entregó el preciado grano de maíz para que lo sembraran.

Con el paso del tiempo los Aztecas se convirtieron en un pueblo fuerte, lleno de riquezas ya que desde ese momento se dedicaron a cultivar y a cosechar el maíz, logrando un desarrollo impresionante construyendo templos y palacios esplendorosos, además de bellas ciudades.

Fuente: mitosyleyendasdeGuatemala, inside-mexico.com
Leyenda de El Sombrerón

Leyenda de El Sombrerón

El Sombrerón es una de las leyendas más populares de Guatemala. Se trata de un personaje legendario de la tradición oral guatemalteca también conocido como el Tzitzimite, el Tzipitío o el Duende. Se lo describe como un enano o un hombrecito de muy corta estatura...

Las 10 leyendas más famosas de Guatemala

Las 10 leyendas más famosas de Guatemala

Todos hemos escuchado al menos uno de estos cuentos legendarios, y en este artículo conocerás cuáles son las 10 leyendas más famosas y populares de Guatemala, relatos de los más misteriosos personajes que surgieron en algún momento de la historia de nuestro país y que...

La verdadera historia del Sombrerón

La verdadera historia del Sombrerón

De acuerdo con el notable historiador antigüeño Víctor Miguel Díaz, a finales del siglo XVIII un hombre llamado Juan Bayona fue encarcelado en la Antigua Guatemala al ser acusado de haber cometido un crimen. Mientras aguardaba el juicio en su celda, un día se...