¿Qué son los Poltergeist?

por | 9 Sep, 05 | Fantasmas | 0 Comentarios

En algunas ocasiones sólo se trata de sombras que atraviesan de lado a lado un corredor...

En algunas ocasiones sólo se trata de sombras que atraviesan de lado a lado un corredor…
la recámara o las escaleras de una vivienda y que pueden ser observadas por uno cuantos segundos, pero los suficientes para saber con certeza que fue lo que se vio.

En otras su escuchan ruidos, golpes, gemidos, y otros sonidos que al ser buscada la fuente de su origen es imposible encontrarla. Estos ruidos son escuchados la mayoría de las veces por casi todos los habitantes de estas viviendas.

También es común que diversos objetos desaparezcan y que posteriormente vuelvan a aparecer en un lugar distinto, o que los muebles y otros ornamentos sean colocados en lugares distintos a donde sus propietarios los colocaran originalmente.

Lo más escalofriante es cuando estos hechos sobrepasan lo anteriormente expuesto, para dar paso a lo que comúnmente se le da el nombre de apariciones, ya sean éstas de un alma en pena, un duende y hasta un demonio. Muchos de estos casos se registran en lo que comúnmente se le llama casas embrujadas, y en la mayoría de los casos es a un integrante de los que habitan en estos lugares a quien le suceden más cosas inexplicables.

Existen muchas personas que sostienen que cuando se abren las puertas solas, se escuchan ruidos extraños y se mueven los objetos de lugar sin explicación alguna, es un fenómeno llamado «Poltergeist», el cual esta enmarcado en la parapsicología y no en lo sobrenatural.

Un «Poltergeist» según los parapsicólogos es una manifestación de «Telekinesis» que es generada en el subconsciente por uno de los habitantes de esa casa, siendo por lo general el más joven el responsable aunque él mismo lo ignore.

Según los parapsicólogos este fenómeno se debe a que estos jóvenes desean que se les preste atención o pasan por alguna crisis emocional demasiado profunda y que temen exteriorizar, también puede ser debido a un trauma que cargan con ellos y que no ha sido atendido. Esto es más común cuando entran en la etapa de la pubertad. Otra explicación que se le quiere dar se refiere a «La manifestación de la energía», donde la energía que tiene el ser humano es capaz de exteriorizarse y quedar impregnada en los objetos que éste toca o simplemente lo rodean siendo los más fuertes los del amor, odio, angustia y miedo.

Por ejemplo, si alguien se encuentra en una habitación y le sucede algo que altere su estado emocional de manera exagerada, esta energía que exterioriza es lo suficientemente poderosa para que quede impregnada en las paredes y objetos de la habitación y en la cual puede estar presente por un tiempo indefinido.

Si por alguna razón una persona entra en esta casa o habitación y tiene una intuición y percepción desarrolladas, es capaz de sentir y hasta visualizar la energía que ahí se encuentra almacenada.

Otra de las explicaciones que se le da a estos fenómenos y es la más conocida por la mayoría de nosotros, hace referencia a personas que murieron y por algún motivo no pueden descansar en paz y tratan de alguna manera de obtener la ayuda de los que aún nos encontramos en este mundo.

Son variadas las leyendas donde se nos describe como un aparecido le pidió a alguien que cumpliera una manda que no había llevar a cabo, para que así de esta manera pueda su alma descansar, que dejó una cantidad de dinero enterrada o escondida en algún lugar de la casa y quiere que se desentierre y muchas más historias similares de las cuales de una u otra forma nos hemos enterado.

Algunos caso documentados e investigados en su momento son los siguientes:

En la ciudad de Thoune. Suiza en el año de 1967 en una casa comenzaron a ocurrir cosas inexplicables.

Los cables de la instalación eléctrica se desprendían solos, los fusibles se fundían sin motivo aparente, prendas de ropa volaban por los aires, las puertas de los clósets y de las recamaras se abrían y cerraban solas, una mesa levitó volando y rompiendo cosas a su paso, y el agua que había en cubetas que usaban en la cocina se vaciaban solas.

Gillingham, Inglaterra (AP).- Una tranquila residencia ubicada a orillas del mar se ha convertido en la mansión del terror, pues en ella una niña de tres años de edad es aparentemente víctima de convulsiones cuando se le pone en presencia de un crucifijo. La criatura esta poseída por un espíritu maligno, dice su madre, Christine Adams. Una entidad sobrenatural se ha apoderado de la infante y de la modesta vivienda de esta pequeña ciudad de la costa de Kent.

La pesadilla comenzó hace un año, dijo la señora Adams, cuando las luces comenzaron a encenderse y apagarse, los muebles se movían de un lugar a otro, las puertas se abrían intempestivamente, los ceniceros y otros objetos caían de las mesas y habitaciones tibias se convertían de pronto en verdaderos congeladores. «Lo más horrible de todo – dice la señora Adams -, fue la transfiguración de mi hija Carol».

Un buen día la inocente se puso a platicar con una persona invisible, utilizando palabras que una niña de su edad no podía conocer y, a veces, se respondía a sí misma con una voz mas grave, como de un adulto.

«En ocasiones, podíamos escuchar a alguien que cantaba – una supuesta canción de cuna – al mismo tiempo que mi hija hablaba», afirma la mamá. Ella y su esposo colocaron una cruz de madera en la sala, para tratar de combatir a esta entidad maligna.

Sin embargo, cada vez que la niña se acercaba a la cruz, su rostro se crispaba. Tensaba los dedos como garras y mostraba los dientes. Era algo horrible.

Una vecina de los Adams, la señora Marjorie English, dijo que una vez observó a la pequeña niña colgarse fuera de una ventana del segundo piso de la casa. » Me precipite para prevenir a su madre, pero ella me dijo que eso era imposible porque todas las ventanas estaban cerradas y fijadas. Mas tarde cuando el señor Adams regresó a la casa lo verificó: las ventanas no podían ser abiertas. Siempre me había reído de este tipo de cosas, pero creo que ahora he visto demasiado
El hijo de la señora English, Graham, de 17 años declaró que una noche, escucho ruidos extraños que procedían de la habitación de Carol y que al subir para saber que sucedía. La niña » estaba enteramente metida en una funda de almohada.

La señora Adams finalmente declaró: estoy convencida de que alguna entidad sobrenatural se ha apoderado de la casa y se manifiesta por medio de Carol.

Tiempo después los padres de la niña mandaron traer a la médium Elizabeth Langridge, quien después de una sesión en la casa declaró » no hemos visto nada, pero hemos detectado fuerzas indeseables. Un espíritu se sirve de esta niña», finalizó.