Sin luz

por | 1 Feb, 08 | Relatos | 0 Comentarios

Cuenta la historia de un hombre que es convertido en vampiro para el resto de los dias...

No se como comenzar, sería bueno recordar el momento preciso en que lo conocí, el mismo día de mi cumpleaños, mis amigos y yo llevábamos toda la tarde tomando, al caer la noche nos dirigimos a seguir la fiesta a una cantina, duramos varias horas divirtiéndonos cuando me di cuenta que Alfonso un amigo mío no se encontraba, salí rápidamente a la calle a buscarlo, al llegar a ella escuché un grito aterrador que provenía del pequeño callejón que estaba a un lado del bar, al llegar, la escena que vi era espeluznante, una hermosa mujer estaba devorando a mi mejor amigo, su rostro desfigurado semejaba al de un animal salvaje, sus enormes dientes llenos de sangre y pedazos de carne no paraban de devorar a Alfonso, no se como ni por que su Mirada se dirigió a mi, se levantó de repente y yo quedé petrificado sin poder mover ni uno solo de mis músculos, cuando ella se acercó para atacarme saqué fuerzas desde lo mas hondo de mi ser para escapar, sentía su aliento detrás mío, corrí con todas mis fuerzas pero fue inútil. A los pocos metros me dio alcance, me tomó de los hombros y me hizo caer al suelo como si fuera yo un muñeco de trapo.

Sentía como sus garras se enterraban en mi carne, un dolor profundo recorría mi cuerpo mientras ese terrible ser acababa conmigo, intenté incorporarme pero me fue inútil ella me toma de los brazos y me lanzó contra la pared para volver atacarme esta vez mordió mi cuello enterrando sus potentes dientes, cuando pensé que mi vida terminaba, un enorme hombre la quito de mi lado, para mi sorpresa aquel aterrador ser se convirtió en una bellísima mujer de enormes cabellos dorados, el hombre que acababa de llegar la tomó de la mano y le ordenó que se retirara, él se inclinó hacia mi mirándome fijamente a los ojos.

Me dijo- amigo mío veo en tu mirada que no quiere morir verdad, déjame darte el poder de la vida eterna, claro que esto lleva un pequeño inconveniente, no podrás volver a ver el amanecer.-

Diciendo esto acto seguido insertó sus colmillos en mi cuello tomando de mi cuerpo casi toda mi sangre hasta dejarme desmayado, al despertar me encontraba en un hospital a mí lado estaba un doctor que me explicó que me había atacado un animal salvaje y que estaba vivo de puro milagro, no se cuantas horas pasaron cuando de pronto mi corazón dejo de latir, cuando desperté estaba en una especie de caja oscura, cual seria mi reacción al darme cuenta que esa caja no era otra cosa que mi ataúd, quise salir y empujar la tapa con todas mis fuerzas pero era inútil había sido enterrado vivo, grité, lloré daba fuertes golpes contra la caja pero nadie me escuchaba, fueron las horas mas terribles que he vivido por así decirlo, al paso de algún tiempo la enorme tapa se abría, yo sin poder ver nada sentí como alguien sacaba mi cuerpo a los pocos minutos vi frente a mí aquel hombre que me había salvado de aquella bestia, al mirarlo me dijo:

Ya estas listo amigo desde este momento eres uno de nosotros bienvenido a nuestra familia, al tener un poco mas de fuerza salí corriendo entre ellos solo a lo lejos escuché su voz que me decía—volverás amigo yo lo se cuando te encuentres solo volverás. recuérdalo me perteneces- no se cuanto tiempo corrí pero al llegar a un parque me sentí mareado sin fuerza, pensé que necesitaba calmarme y comer un poco, al intentar comer una manzana que encontré en el bote de la basura, mi cuerpo la rechaza, estaba desconcertado no sabia que estaba pasando conmigo al seguir caminando me encontré con una pareja de novios, no se como ni por que me abalance sobre ellos, tome al novio del cuello y lo lancé contra unos árboles, a ella la tomé de sus hombros y estrellándola contra el suelo comencé a devorarla.

Cuando terminé con ella seguí con él, cuando me percaté de lo que hice, salí corriendo sin dirección, al llegar a las afueras del pueblo ya casi amanecía los primeros rayos del sol me empezaron a quemar era un dolor horrible corrí hasta la sombra de un enorme árbol, cuando vi una hermosa limusina parada al lado mío de esta se bajo un diminuto hombre de escasamente 1.50 de estatura, este puso una manta negra sobre mi cuerpo, me levantó en sus brazos y me colocó dentro de la camioneta, en ella se encontraban la mujer y aquel hombre que me había convertido en uno de ellos.

– te lo dije amigo mío me perteneces, nadie te aceptará mas que nosotros—y es así amigos como jamás volveré a ver la luz del DIA y andaré vagando con ellos hasta el final de los días…

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...