Mito y explicación científica de la Parálisis del Sueño

por | 29 Ene, 19 | Relatos | 0 Comentarios

La parálisis del sueño es un suceso aterrador que ocurre durante la fase de transición entre el sueño y la vigilia (hipnagógico), es considerado como un trastorno del sueño en el que el individuo es...

Algunas culturas lo llaman de diferente manera, como «Diablo en la espalda», «fantasma sobre el cuerpo», «fantasma en la cama», etc.

La parálisis del sueño ocurre en el momento más desprotegido para nuestro ser y relativamente fácil para un espíritu o entidad.

Se cree que los espíritus o entidades pueden atacar a la víctima mediante el asalto psicológico o físico. Algunas personas creen que durante la noche son asaltadas sexualmente por una fuerza desconocida, comúnmente conocidos como íncubus (demonio en forma de macho que asalta sexualmente a las mujeres mientras duermen) o Súcubo (demonio hembra que realiza la misma acción que el íncubus a los hombres).

Este aterrador suceso hace que la persona despierte bruscamente, teniendo plena consciencia de sus pensamientos pero manteniéndose paralizado físicamente, siendo incapaz de emitir sonido o mover algún musculo, aunque puede abrir los ojos. Da la sensación que la persona se siente atrapada en su propio cuerpo sin poderse librar, provocando angustia y temor.

La parálisis del sueño es similar al sonambulismo, con la diferencia de que la parálisis provoca inmovilidad involuntaria. Esta condición puede durar desde unos cuantos segundos hasta algunos minutos, ya que el individuo tras ser invadido por el temor y angustia conseguirá despertar y tomar nuevamente el control por completo.

A lo largo del tiempo han surgido muchas leyendas por todo el mundo respeto a la parálisis del sueño, sin embargo, los síntomas han sido descritos de muchas maneras y han sido atribuidos a la acción de seres malvados (entidades misteriosas y demoniacas, brujas capaces de hacer hechizos y maleficios, etc.).

Científicamente se define que la parálisis del sueño afecta a la persona que se encuentre en un estado de seminconsciencia, en el cual no es capaz de determinar si se encuentra dormida o despierta, pues esta se encuentra en una fase intermedia entre ambas condiciones. Posteriormente, la persona descubrirá que no tiene el control sobre su sistema motor o de coordinación, lo cual la compromete en una situación en la que se encuentra completamente indefensa y frágil, ya que será incapaz de moverse. Muchos hacen énfasis en la sensación de estar frente a una presencia desconocida.

Algunas personas relacionan esta presencia como algo maligno, simplemente como una fuerza perversa que existe para propagar el mal. Durante este estado de parálisis del sueño es muy común que sucedan alucinaciones ya sean visuales (la persona observa sombras oscuras, formas grotescas, luces moviéndose por el cuarto, etc.), auditivas (escucha voces, pasos y ruidos extraños), olfativas (percibe olores extraños, fuertes y desagradables) y/o táctiles (la persona siente que está siendo tocada). Algunas veces se puede llegar a sentir una combinación de varios de estos elementos manifestándose de forma simultánea en una alucinación mayor.

Una investigación por parte de la cineasta británica Carla MacKinnon quien se interesó en el tema y lo convirtió en documental, llamó la atención al público frente a ese extraño fenómeno, por lo que contactó a varios psicólogos y expertos que ofrecieron sus opiniones sobre el tema y pudieron compartir sus propias experiencias.

“Miré mi mano e intenté moverla. Yo lo ordenaba, pero el miembro simplemente permanecía inmóvil. Cuando intenté rodar hacia un lado, o sentarme, mi cuerpo parecía entorpecido. No sentía nada, pero era consciente de lo que estaba sucediendo a mí alrededor. Podía ver a mi marido durmiendo tranquilamente, pero no podía pedirle ayuda. Me asusté, pensando que estaba sufriendo un derrame cerebral. Mi cuerpo era una cascara, no tenía control sobre él. Entonces deje de luchar, quería pedir ayuda, pero la voz no salía. Fue cuando llegó aquella abrumadora intuición, como si algo estuviera presionando mi pecho, una presencia física y omnipresente”, cuenta Carla en el documental.

“Era como si estuviese alguien allí, conmigo. Una figura oscura, siniestra, simplemente aterradora. No vi los detalles de su apariencia, ya que la habitación estaba muy oscura, pero podía sentir su peso encima de mí, con sus manos frías sobre mi cuello y un desagradable olor a fruta podrida. Era una pesadilla terrible y consciente que sólo duró unos minutos, pero parecía extenderse por horas”.

El estudiante universitario Peter Moore es otro testigo que aceptó hablar sobre su experiencia con la Parálisis del Sueño en el documental. Explicó que desde los trece años de edad sufre de de la condición, muchas veces se ha despertado siendo incapaz de moverse y con una fuerte sensación de opresión con alguna cosa pesada sobre su pecho, dificultándole mucho el simple hecho de respirar. Finalmente, Peter aceptó ser hipnotizado con el fin de descubrir lo que lo afectaba, posteriormente relató un episodio terrorífico en el que un enorme gato negro se sentaba sobre su pecho para morder su rostro.

Millones de personas en el mundo sufren de la parálisis del sueño, un mal considerado como «una enfermedad moderadamente grave del sueño», sin embargo, algunas no recuerdan lo sucedido durante dicho suceso, afortunadamente se olvidan de esas pesadillas al momento en que despiertan por completo, pero la sensación de falta de aire y temor continúa.

Es muy común que las personas que tienen esta experiencia aterradora tengan encuentros inexplicables con personas con barba, duende, demonios riendo, monstruos susurrando en lenguas desconocidas, figuras sin rostro, animales e insectos horribles y muchas otras cosas repugnantes. Estas son alucinaciones creadas por la mente que se vuelven increíblemente reales.

Existe una explicación científica para la parálisis del sueño, en la cual se menciona que el individuo entra en un estado de sueño profundo llamado sueño REM (cuando los parpados se mueven de un lado a otro durante el sueño), pasando por cuatro estados de relajación durante el cual disminuyen significativamente los índices fisiológicos como la actividad cerebral, pulsación cardiaca y la respiración.

Durante ese período los músculos del cuerpo son paralizados, supuestamente para impedir la acción del soñador de caminar, hablar y moverse. Es considerado como un tipo de defensa corporal que falla en los sonámbulos. Durante los episodios de parálisis del sueño, alguna cosa en el proceso se sale de control, provocando que el estado de inmovilidad permanezca aún cuando el individuo se encuentra despierto, generalmente por algunos segundos o minutos. En algunos casos la mezcla del estado de consciencia y sueño puede resultar en alucinaciones extrañas.

Es posible que la sensación de terror sea consecuencia de una activación de la amígdala, la glándula cerebral responsable de los estímulos de percepción que identificamos como amenazas y terrores cotidianos.

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...