La lavadora asesina

por | 22 May, 08 | Relatos | 0 Comentarios

Hay que tener mucho cuidado con las amenazas que preferimos, puesto que existe el peligro que alguien se las tome al pie de la letra y las lleve a cabo...

Hay que tener mucho cuidado con las amenazas que preferimos, puesto que existe el peligro que alguien se las tome al pie de la letra y las lleve a cabo por nosotros.

Si hacemos caso a todas las fuentes desde las que nos han llegado estos tipos de accidente no quedaría un bebe vivo en todo el país.

En definitiva la historia es bien cortita, una madre ,desesperada de que su hijo pequeño se orinaba continuamente ,y amenazo con meterlo en la lavadora si volvía a hacerlo.

Y ocurrió que el hijo mayor (de unos 8 años oyó esta conversación y tomo buena nota de ella.

Un día en que la madre había salido, el hermano pequeño tuvo la desgracia de volver a hacerse pis y el mayor deseoso de darle una alegría a su madre lo introdujo en la lavadora y la puso en marcha, la madre a su vuelta no pudo hacer mas que contemplar la desgracia impotente, y el hijo mayor esperaba una recompensa por su hazaña.

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...