Gritos en el Horno

por | 9 Sep, 05 | Relatos | 0 Comentarios

¿Que pasaría si alguien que padeciera de catalepsia despertara en el Crematorio?.

Si hay una enfermedad que merece el título de «escalofriante», seguramente es la catalepsia. Para los que no estan familiarizados son sus síntomas a modo de resumen esta es definición:

Es un estado morboso caracterizado por la rigidez cérea de las extremidades, que pueden ocupar diferentes posiciones mantenidas durante un tiempo (cuerpo rígido e inmovil). El sujeto no responde a los estímulos, y el pulso y la respiración se vuelven lentos. La piel se pone pálida”.

Basta pensar en semejante acumulación de síntomas para darse cuenta de lo cercano que esa descripción se parece a la de la muerte, sobre todo porque son condiciones que pueden durar un respetable tiempo (se han dado casos de meses). Estos síntomas sin duda en determinados casos simulan una muerte perfecta, ni el pulso ni la respiración son apenas perceptibles y salvo que se haga un encefalograma es muy dificil determinar si alguien ha muerto realmente, del temor a «morir» de esta forma y posteriormente «resucitar» en un ataúd o con una suerte aún peor trata este interesantisimo artículo que el periodista Natán Soláns publicó en varias revistas.

La Catalepsia o «Muerte Aparente» siempre había capturado la atención de todo mortal desde que Edgar Allan Poe escribiera su «Entierro Prematuro» (Premature Burial, 1831.) contando casos que pasaron entonces. La verdad es que no tenía más material (Ni el-de-reserva, con que cuenta todo periodista.)así que miré mi panel de corcho, en la pared, donde durante más de dos meses de 1983 me había dedicado a estudiar esta oscura afección. A ver: Le podía pasar a cualquiera, pero eran propensos los epilépticos, aunque fueran leves.

Para evitar esta terrible enfermedad alguna familia pudiente, conocedora de este mal prolongaba hasta 72 horas el velatorio. Pero si era un cataléptico pletórico (Que acababa de comer.) el contenido del estómago se fermentaba y comenzaba a salir por sus canales naturales, pareciéndose esto a la D.N.C (Descomposición Natural Cadavérica.), por lo cual el pariente era enterrado rápidamente. Luego, claro, despertaba.

Últimamente (Desde 1978) se somete a todo «muerto sospechoso» a un Electroencefalograma, donde sí, se revela la Vida del presunto muerto.

Pero… ¿En cuantos pueblos o comunidades del tercer mundo hay electroencefalógrafos?.

Se tienen guardadas aproximadamente 123 momias arañándose la cara, mordiéndose las muñecas, hundiéndose los ojos, en posiciones fetales, en una coreografía del Dolor Extremo, muestran a cualquiera (No hace falta ser un experto.)que ese fue víctima de un Entierro Prematuro. Pero el caso más escalofriante y dolores es el de una madre que parece gritar en su rostro acartonado y que tiene entre sus piernas, unido aún por un cordón umbilical como de cuero a un recién nacido que también parece dar alaridos, como un obsceno juguete.

Natán Soláns, actor argentino y quién realizó esta investigación quería saber el relato tremendo de alguien que hubiera despertado al ablasionarsele un ojo, o el alarido desarticulado cuando la sierra quisiera trepanar un cráneo o al abrir un abdomen. Sin embargo esta horrible experiencia no fue vivida por alguna persona o al menos no la tenían registrada. Pero Natán tuvo la idea de que pasaría si alguien que padeciera de esta enfermedad despertara en el Crematorio, si, ¡Despertara en medio de las llamas!.

En algunos países se los Crema con el ataúd, pero en Argentina este se recicla por medio de las compañías de Pompas Fúnebres. Un ataúd cuesta de unos 600 a 3.000 dólares, y esto se reparte entre aquellos piratas de la Muerte.

Cuando, sin miramientos, el cuerpo es arrastrado con los bastones y arrojado, cual un pollo al interior del horno, se baja su tapa, de hierro colado y por medio de 3 roscas se aseguro (Mucha seguridad para algo que no puede escapar.) Cuando esto está listo se encienden los mecheros y cuando estos ya están siseando, se les pregunta a los deudos si alguno quiere presenciar la «Reducción».

Generalmente nadie acepta. Como mucha gente presenció este método nació un dicho en el ambiente de los cementerios: «La Danza de la Abuelita». La Sabiduría Popular inventó esto pues el cuerpo cuando recibe el impacto brusco de los cañones de fuego se contrae y comienza a contorsionarse como un bailarín demente o un amante.

Esto sumado a que el pelo desaparece, la piel se ampolla, la boca (Y los párpados.) se contrae sobre la dentadura con una risa sardónica y el muerto golpea contra los ladrillos, desnudo en un streap-tease repentino, hace que todos estos fenómenos naturales se asemejen a una danza, «La Danza de la Abuelita».

Presenciar esto se paga con una impronta perpetua en la memoria, con muchas noches sin dormir y, a veces con el desequilibrio. Algún tiempo después, cuando ya los deudos están firmando cláusulas, el cuerpo carbonizado se retira y con un gran palo de amasar de caucho, se aplastan aquellos carbones biológicos hasta «reducirlos» a algo parecido a cenizas. Estas son barridas sin miramientos a un gran corral donde descansan 300 kilos de cenizas.

Con una pala se llenan las costosas urnas para los parientes las cenizas están mezcladas como las almas. (Por revelar esto, Natán tuvo que enfrentar un juicio.) nadie recibe las cenizas de sus deudos, nadie. Si no fijarse que jamás se reciben cenizas tibias, siempre frías, que son las que están más abajo. Todo este Show del «Mortician Bussines» ya lo había publicado hacía casi una década. Pero ahora la idea era: ¿Alguien despertó alguna vez en el horno?

La Entrada al Horno.

La puerta estaba abierta. Me dirigí al siniestro edificio (1909) que se alzaba en el medio del Cementerio de la Chacarita, donde alguna vez dormiremos nuestro Sueño Eterno las gentes de Clase Media. El General Perón, por ejemplo, eligió descansar allí (Eva Perón, su compañera, en cambio, está en el exclusivo Cementerio de La Recoleta.)junto Al Pueblo. Conocía el Mecanismo y el Método de aquel lugar. Solo quería hablar con el Capataz. El torvo hombre, de una gordura gigantesca, indino y con una gorra gris me encaró, con aspecto de «Pocos Amigos».

Natán Empieza la Entrevista.

Me expliqué.

—-«Mire señor, estudio los fenómenos de La Muerte. Sé lo que sucede en una cremación. Sé que el cadáver se mueve y, que en ocasiones grita, debido al aire acumulado en sus pulmones….le dicen…»

—-«Si Señor»——«Llámeme Barrantes»—-me dijo y nos relajamos.

—-«Si, gracias….si, es como un flato que sale por la boca……pero no son palabras, ¿no?»

—-«No….es como un grito»

—-«Bueno, justamente, lo que yo busco…je, je, son palabras….»

—-«Como palabras»—-De nuevo la tensión.

—-«Si, mi curiosidad es saber, si «alguna vez, alguien» emitió….palabras, desde adentro…»

—-«…….»

—-«Si, vea, existe una particularidad del cuerpo, que se llama «Catalepsia»…usted lo sabe»

—-«……»

—-«Y al existir esto, yo imaginé que alguien debe haber despertado aquí….en el horno.»

—-«Pero eso es muy comprometido….usted tiene mucha imaginación….»

—-«Sé que pasó «alguna vez».

—–«……»

—–» Es más, señor Barrantes, yo le prometo, le doy mi palabra de honor….»

Aquí le tomé las manos depositándole 300 dólares en sus palmas.

—–«….Que diré que esto sucedió en Bolivia, no aquí, en La Chacarita….»

Luego de la correspondiente transición donde con cara de Sota el Capataz guardó su dinero en el bolsillo dijo con voz muy baja:

—–«Y…..sí, a veces se escuchan maltratadas…..»

—–«¿Como maltratadas?»

—–«…..Sí, imagínese….una vez que ponemos el cuerpo, ajustamos los cerrojos y mandamos el fuego es muy difícil volver atrás se tarda como 15 minutos en parar la llamarada.»

—–«…….»

—–«Entonces, si…..a veces se escucha—-«Hijos de p…..sáquenme de aquíiiiiiiiii……me quemo….socorrooooooooooooo!!!!!!!!!!!».

—–«¡¡Es….alguien que está vivo!!»

—–«Y…sí….tiene eso que usted dice….siempre pasó…..»

—–«Y…. ¿ustedes no pueden?…..no hacen nada…..»

—–«Y qué vamos a hacer, señor….le dije….es muy difícil parar todo…nunca lo rescataríamos vivo.»

Pese a mi faz amable sentí que los pelitos de la nuca se me erizaban.

—–«Y….que hacen entonces…..»

—–«Nos sacamos la gorra y rezamos un Padre Nuestro….»

No quería hacer esta pregunta pero era menester, para terminar la nota.

—–«Y….. ¿Pasa a menudo?»

——«Y…..5,6 veces por mes.» Cinco o Seis veces por mes un pariente nuestro era quemado vivo!!!!!!!!!!. Y no existen Estadísticas de esto.

Se calcula que hay unos 3 millones de argentinos tienen «Fobialepsia», una fobia a la Catalepsia, otros ni la conocen tienen suerte.

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...