Espanto

por | 2 Sep, 08 | Relatos | 0 Comentarios

Don Luis González Chavajay, cuando era joven comerciaba mucho, salía y entraba a otros municipios, en esa época transitaba mucho sobre...

Una vez el referido señor González, se levantó de muy noche para ir de viaje, tenía que ir a traer a otro señor quien era encargado de transportar la venta en un cayuco, en eso vio un personaje blanco, tenía una altura como de ocho brazadas y sus pies posaban sobre los muros de cada uno de los lados del camino.

Entonces al ver esto don Luis se asusto mucho, pero al rato se le vino en mente lo que le habían contado sus compañeros cuando eran niños, que cuando vieran algún espanto.

Lo primero que debían hacer era coger cuatro cigarros y cuatro cerillos entrelazados y tirarlos encima del espanto.

Esto era suficiente para liberarse y entonces el inmediatamente recogió cuatro cigarros, los entrelazo y los echo encima del espanto este al rato cayo como si se hubiera derrumbado el muro de piedra y al instante desapareció, de allí don Luis continuó su camino.

Al llegar con el señor su compañero de viaje, le preguntaron porque había tardado, entonces contó lo sucedido en la calle.

Don Luis actualmente tiene 71 años, confirma la existencia de los espantos y que estos no son ninguna mentira ni broma, porque el mismo lo ha vivido.

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...