El Sirviente Manco

por | 7 Abr, 04 | Relatos | 0 Comentarios

Mi historia se llama "El Sirviente Manco"

Hace ya varios años en un pueblo de Quetzaltenango vivia una familia, que a pesar de los esfuerzos de todos, apenas tenian para comer. Un buen dia Antonio, el hijo mayor, llego a casa con una exelente noticia le dijo a sus padres que un señor estaba buscando trabajadores para una de sus obras en Chiapas y le habian pedido a el que se fuera alla de capataz. Esa misma tarde salio hacia Chiapas.

Al llegar alla lo recibio el mismo señor que lo habia contratado, Antonio se dio cuenta que su reciente jefe no contaba con su mano derecha, pero no le dio importancia y no quiso ser imprudente. El señor se llamaba Andres Juarez. Don Andres dijo a Antonio que pronto iba a anochecer, pero que a primera hora le mostraria la obra y le daria los detalles de su trabajo. Impaciente Antonio se dirigio hacia donde iban a dormir todos los trabajadores. Debido al cansancio del viaje Antonio concilio el sueño sin problemas.

A la media noche un movimiento en su cama lo desperto, en cuanto abrio los ojos vio correr a un pequeño animal, a el le parecio que era como una araña del tamaño de una mano. Despues del susto volvio a dormir.

A la mañana siguiente Don Andres llevo a todos los trabajadores a la obra, era una Iglesia que parecia olvidada por el mundo, no había nada a kilómetros de distancia. Su trabajo era hacer un sotano en esa Iglesia, lo cual a Antonio le parecio inútil ya que era un edificio casi en ruinas. Ese mismo dia empezaron las excabaciones y mas o menos al medio dia encontraron una esquina de madera negra, ellos pensaron que era un cofre o algo parecido. Al escabar mas se dieron cuenta de que era una puerta. Eran las 4:00 de la tarde y era la hora de descanso de Antonio, asi que decidio ir a comer. Dijo a los demas trabajadores que siguieran intentando abrir la puerta mientras el comia.

Mientras almorzaba con otros tres trabajadores uno de ellos dijo que en la noche habia visto un animalito extraño en su cama, pero que no vio lo que era. Mientras Antonio dejaba escapar una cara de asombro los otros dos trabajadores dijeron haber visto lo mismo y uno de ellos afirmo que era una mano.

Se termino el descanso y regresaron a la excabación. Vio que varios trabajadores faltaban y los que quedaban ahí estaban asustados. Inmediatamente Antonio pregunto que que habia pasado y uno de los trabajadores que se encontraban ahí le dijo que la puerta se abrio y dejo escapar una nube de humo y que en ese humo habia desaparecido 4 trabajadores. Antonio se quedo pensativo ante lo que habia escuchado, y en eso vieron a Don Andres, el les dijo que abrieran esa puerta otra vez, pero nadie se atrevia, el ofreció mucho dinero a quien lo hiciera, pero aun así nadie se atrevió. El solto una mirada de decepción y dijo: «Bueno, mínimo logré entregar a tres de ustedes», Antonio temeroso pregunto que a que se refería y el contesto: «hace mucho hice un trato con el Diablo, dias despues me arrepentí y quise deshacer el trato, pero el no accedia, pense que al cortarme la mano con la que había firmado todo terminaría, pero no fue así, el Diablo me sentenció a ser su sirviente y a traerle almas y entregárselas por esa puerta». En ese momento Don Andres desapareció. Todos corrieron sin parar hasta llegar a la estación del camión. Al llegar Antonio a su casa decidio quedarse en su pueblo y trabajar en el taller de carpintería de su padre. Nunca mas volvió a ver esa mano, pero dicen que a cualquiera lo puede acariciar mientras duerme.

La novia eterna

La novia eterna

Clara era de esas jovencitas que solo fantaseaban con el día de su boda y al lado de su novio se sentía feliz y protegida .Pero el día en que él le pidió que se casaran ella se sintió la mujer mas feliz del mundo, todo se preparó para la boda, hubo todos los...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

1967 Selvin Calix era un joven campesino oriundo del Cantón Durazno, Jalapa, que llegó a la ciudad de Guatemala en enero de 1967 buscando un mejor futuro. Mis abuelos le dieron trabajo en su panadería, ubicada en la 12 calle entre 7ª y 6ª avenidas de la zona 1...

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

El oscuro secreto que esconde el Palacio de Correos de Guatemala

¿Simples arcos o portales al más alla? Mi nombre es Diego Fernández y todo lo que voy a contarles en esta extraordinaria historia, por más inverosímil que parezca, sucedió en realidad. Bueno, casi todo: por razones que resultarán obvias, me he reservado mi verdadero...