Las Psicofonías

por | 29 Mar, 07 | Misterios | 0 Comentarios

Todos sabemos que acabaremos nuestros días con los pies por delante, nadie de nosotros se salva de la muerte ya que es un fin biológicamente inevitable, todo lo que vive ha de morir.

Para las demás especies no representa ningún problema, lo aceptan como lo que es; un hecho natural, pero los humanos somos distintos, tenemos conciencia, sabemos quienes somos, pensamos, sentimos por cuando alguien cercano muere experimentamos sentimientos de tristeza y nostalgia por su ausencia. Varias preguntas surgen entonces, ¿volveremos a encontrarnos?, ¿Hay algo más allá de la muerte?, preguntas que nos afectan tanto a nosotros como a los que ya se fueron porque nosotros iremos después. Por eso el hombre ha sentido siempre la llamada de lo trascendente, por necesidad, para mitigar la angustia, el miedo ha dejar de ser ya que han sentido experiencias que según parece le han dejado entrever ese otro mundo. Sueños, experiencias cercanas a la muerte, proyecciones fuera del cuerpo.

Sea por estas razones o por otras los humanos hemos intentado durante milenios comunicarnos con los muertos, no solo para tener respuestas de que después de la muerte se sigue existiendo si no también para saber como es ese otro mundo que presuntamente nos aguarda a todos.

No es pues un tema nuevo, sin embargo suele decirse que en 1848 nació el espiritismo moderno en una casa del tranquilo pueblo llamado Hydesville, en el condado de Nueva York cuando las hermanas Fox, en aquel entonces unas niñas, comenzaron a recibir mensajes mediante raps, golpes secos en los muebles y en las paredes, del espíritu de un buhonero muerto en extrañas circunstancias años atrás.

Aunque los contactos con ese otro mundo fueron muy anteriores este hecho puede servirnos de referencia ya que a partir de él la comunicación con los espíritus se convirtió en una práctica habitual en los salones espíritas de América y Europa. Pero pronto la moda pasó pero da la impresión que desde el más allá los muertos no se resignaban a la ruptura de ese diálogo y ya que las mediums y mesas parlantes escaseaban buscaron otra forma de comunicarse, la que nadie podía esperarse, en un magnetófono.

Todo empezó el 12 de junio de 1959, ese día Friedrich Jürgenson obtuvo accidentalmente las primeras psicofonías mientras grababa con su magnetófono portátil en un bosque cercano a Estocolmo el canto de algunos pájaros que utilizaría para ambientar uno sus documentales. Al llegar a casa y escuchar lo grabado se dio cuenta que además del canto de los pájaros había otra cosa, voces, murmullos prácticamente ininteligibles e incluso el sonido de un instrumento musical.

Friedrich pensó que podría ser defecto del magnetófono o de la cinta porque cuando realizó las grabaciones en el bosque no había absolutamente nadie, sin embargo en los días siguientes y a pesar de las precauciones que tomó nuevas voces aparecieron registradas en la cinta magnetofónica y una de ellas la reconoció inmediatamente por que era la de su madre fallecida que le decía Friedy, Friedy, mi pequeño freidy.

Se inició así una etapa apasionante llena de logros espectaculares en un campo de experimentación totalmente nuevo y también de sinsabores por la incomprensión y por el rechazo que muchos investigadores y científicos mostraron por algo tan poco científico como que los muertos quisieran comunicarse con los vivos, pero eso era lo que realmente parecía, aquellas voces no solo se identificaban como personas fallecidas sino que también usaban sus mismas voces.

Un solo ejemplo, Konstantin Raudive, la figura más destacada en este campo que a su muerte en 1974 dejó grabadas más de 100.000 psicofonías al preguntar durante un experimento en 1961 por Andrea, una amiga fallecida, obtuvo sorprendentemente la siguiente respuesta: Sí, Andrea

Pero las psicofonías no siempre resultan de difícil audición, como las que se consiguieron en la ciudad de Albacete, concretamente en el edificio donde está instalada la jefatura de industria de Castilla la Mancha más conocida como la casa de la marquesa habitada entonces por Doña Margarita Ruiz de Lihory marquesa de Villasante una mujer singular y en muchos aspectos adelantada a su época y de la que se dice que acudía a reuniones donde se practicaba la magia negra.

En 1954 fue acusada de mutilar el cadáver de su hija Margot y como de otros hechos siniestros en el que figuraba el sacrificio de animales. Tenga o no algo que ver con aquellos siniestros hechos, lo cierto es que el edificio ha sido el marco idóneo para la manifestación de fenómenos inexplicables de los que el personal de las oficinas ha sido testigo en diversas ocasiones, por ese motivo un equipo de investigadores dirigido por Fernando Rosillo, José Luis Tajada y José Martínez dotado con un complejo material técnico pidió y obtuvo permiso en 1998 para realizar diversas pruebas, entre ellas la grabación de diversas psicofonías, y fue en este tipo de fenómeno en el que encontraron resultados positivos y espectaculares ya que son resultados psicofónicos que no han tenido la necesidad de ser limpiados, filtrados o sampleados tal como fueron grabados se pueden escuchar.

La Noche Donde los Muertos Regresan a Visitarnos

La Noche Donde los Muertos Regresan a Visitarnos

El miedo y el terror a la noche de Halloween viene de ésta creencia de que los muertos regresan en esa noche a visitarnos. El Halloween que se celebra hoy en día, comenzó hace mas de 3,000 años en Irlanda como un festival de cosecha de los celtas. Para los celtas, el...

La Mano de Mono de William Wymark Jacobs

La Mano de Mono de William Wymark Jacobs

La noche era fría y húmeda, pero en la pequeña sala de Laburnum Villa los postigos estaban cerrados y el fuego ardía vivamente. Padre e hijo jugaban al ajedrez. El primero tenía ideas personales sobre el juego y ponía al rey en tan desesperados e inútiles peligros que...